4. SEGURIDAD ALIMENTARIA Y NUTRICIONAL

Página 2

En la distribución porcentual del bajo peso al nacer según grupos de edad de la madre, se observó una mayor proporción en los grupos de edades de 45 a 49 años con un 17,2%, seguido de un 13,8% para el grupo de edad de 10 a 14 años. Las menores proporciones se observaron en los grupos de edad entre 20 y 29 años (Figura 9). La edad de la madre tiene un peso importante en el desarrollo del evento, ya que las mayores proporciones se observaron en los dos grupos poblacionales vulnerables; las adolescentes por tener un requerimiento calórico más elevado consecuente a su proceso de maduración y crecimiento acelerado y las adultas por su condición de declive en todos los procesos fisiológicos y el riesgo de morbilidad y otras complicaciones por la edad.

Figura 9. Distribución porcentual del bajo peso al nacer, según edad de la madre. Antioquia año 2014.

Figura 9 Distribucion porcentual del bajo peso al nacer segun edad de la madre Antioquia año 2014

Fuente: DANE – Procesa: SSSA

El bajo peso al nacer se observó en mayor proporción en las mujeres que solo habían tenido un hijo con un 54,3%, seguido de 2 hijos con un 28% (Figura 10). El ser primerizas enmarca unas condiciones de riesgo que pueden asociarse al desenlace del evento, por lo cual se debe prestar especial atención a estas gestantes en el control prenatal para minimizar los factores que desde lo asistencial pueden predecirlo.

Figura 10. Distribución porcentual de bajo peso al nacer, según número de hijos nacidos vivos. Antioquia, 2014.

Figura 10 Distribucion porcentual de bajo peso al nacer segun numero de hijos nacidos vivos Antioquia 2014

Fuente: DANE – Procesa: SSSA

4.4 Morbilidad por desnutrición global y crónica en niños y niñas menores 5 años

Según la UNICEF en el mundo la desnutrición global o bajo peso para la edad presentó para el año 2011 una prevalencia del 16% en menores de 5 años y para el 2014 una prevalencia de retraso en el crecimiento o desnutrición crónica del 23,8%. Según la ENSIN 2010 Colombia presentó una prevalencia del 13,2% y del 3,4% para desnutrición global o bajo peso para la edad y desnutrición crónica o retraso en el crecimiento respectivamente. Antioquia para ese mismo año refiere una prevalencia de desnutrición crónica o retraso en el crecimiento del 10.2% y desnutrición global o bajo peso para la edad con un 2,8%, estadísticas inferiores a las nacionales. Desde el ámbito mundial se sugieren acciones para prevenir estos tipos de malnutrición como la suplementarían de micronutrientes, fortificación de alimentos, lactancia materna exclusiva y total hasta los dos años y más, alimentación complementaria y tratamiento oportuno de las infecciones y otras enfermedades.

La información descrita a continuación hace referencia a los análisis de una muestra representativa de los niños, niñas y adolescentes de 0 a 18 años (n: 659) en su mayoría del área rural evaluados en el marco de la estrategia de APS. En aras de dar respuesta a los indicadores considerados en el Plan Decenal de Salud Pública – Dimensión de Seguridad Alimentaria y Nutricional SAN – Componente 2, se analizan solo los indicadores en la población menor de 5 años (114) que son Peso/ Edad y Talla /edad, los cuales indican Desnutrición Global y Desnutrición Crónica.

4.4.1 Peso /Edad

Para el indicador peso/edad en la población menor de 5 años de los niños y niñas adscritos a la estrategia Salud Contigo según subregión, las mayores proporciones de niños y niñas con riesgo de bajo peso para la edad, se observaron en la subregiones de Magdalena Medio, Bajo Cauca y Valle de Aburra con 33,30%, 20% y 20% respectivamente. En las subregiones de Oriente y Nordeste se observaron mayores proporciones de niños y niñas con peso bajo para la edad o desnutrición global con un 16,7% cada una. En la subregión del Suroeste se observó una mayor proporción de población infantil con peso muy bajo para la edad o desnutrición global severa con un 15,8% (Tabla 1). El indicador peso para la edad es un indicador global y refleja la masa corporal en relación con la edad cronológica y está condicionado por la talla y el peso, por lo cual no especifica si las alteraciones del peso con relación a la edad, se dan a expensas del peso o la estatura. Esto hace necesario la inclusión de los indicadores relacionados con el peso y la estatura para realizar un mejor análisis. No obstante las subregiones que refieren una mayor proporción de bajo peso y muy bajo peso la edad, reflejan la interacción de alteraciones de otros indicadores del estado nutricional como los alimentarios, los de salud y psicosociales en la población menor de 5 años, teniendo en cuenta las condiciones de vulnerabilidad de los hogares incluidos en la estrategia de Salud Contigo.

Tabla 1. Distribución porcentual del indicador peso/edad en menores de 5 años de los hogares adscritos a la estrategia Salud Contigo (APS), según subregiones. Antioquia 2014.

Tabla 1. DistribuciOn porcentual del indicador peso:edad en menores de 5 años de los hogares adscritos  a la estrategia Salud Contigo (APS) segUn subregiones Antioquia 2014 EN MENORES DE 5 AÑOS

El total no es el 100%, porque el indicador no considera clasificación para los niños y niñas que tengan un peso/ edad por encima de 1Dv.

Fuente: Software APS

En la distribución porcentual del indicador talla/edad en los niños y niñas menores de 5 años, la subregión que presentó una mayor proporción de talla baja para la edad o retraso en talla fue Valle de Aburrá con un 40,0%, seguida de Suroeste con un 36,8%. La subregión que presentó la menor proporción en esta alteración fue la del Oriente con un 16,7% (Tabla 2.). El indicador estatura para la edad, refiere alteraciones del estado nutricional que se dan como consecuencia a situaciones como deprivacion afectiva, consumo deficiente o enfermedades a repetición por largos periodos de tiempo. Las subregiones que presentan la mayor proporción de retraso en talla, refieren la presencia de las anteriores condiciones de riesgo en su población, lo cual amerita identificar las causas y así realizar intervenciones oportunas acordes a su contexto.

Tabla 2. Distribución porcentual del indicador talla/ edad en menores de 5 años de los hogares adscritos a la estrategia Salud Contigo (APS), según subregiones. Antioquia, 2014.

Tabla 2 Distribución porcentual del indicador talla: edad en menores de 5 años de los hogares adscritos a la estrategia Salud Contigo (APS) segun subregiones  Antioquia 2014

Fuente: Software APS

4.4.2 Morbilidad de malnutrición por exceso, obesidad en la población de 18 a 64 años

Según la OMS para el año 2014 la prevalencia de exceso de peso (sobrepeso y obesidad) en la población de 18 años y más fue del 59%. Colombia en la ENSIN 2010, referencio una prevalencia de exceso de peso en la población de 18 a 64 años del 51,2% y Antioquia una prevalencia de 49,3% para ese mismo año y población, proporción muy cercana a la estadística Nacional. Se identifican como causas del sobrepeso y la obesidad el aumento del consumo de alimentos hipercalóricos que son ricos en grasa, sal y azúcares pero pobres en vitaminas, minerales y otros micronutrientes, y una disminución en la actividad física como resultado del sedentarismo en muchas formas de trabajo, de los nuevos modos de desplazamiento y un aumento de la urbanización como efecto de la globalización.

Las estadísticas descritas a continuación tomaron como fuente los RIPS para diagnóstico de obesidad según CIE10, de los cuales se consideraron (E660: obesidad debido a exceso de calorías, E65X: adiposidad localizada, E668: otros tipos de obesidad y E669: obesidad no especificada), en el momento de la consulta y hospitalización.

En la distribución porcentual de la obesidad según sexo, diagnosticado en el momento de la consulta y hospitalización para el año 2010 y 2014 se observó una mayor proporción de mujeres con un 80,7% y un 76,5% respectivamente (Figura 11). Si bien se observa una disminución entre los dos años, el tener una mayor proporción de mujeres obesas se asocia en primera instancia a la tendencia fisiológica que tiene la mujer de padecer de obesidad por un mayor contenido de grasa corporal, representada en un mayor número de adipocitos. Condición fisiológica que sumado a factores exógenos como la alimentación poco saludable (mayor consumo de grasas, azucares y sal) y sedentarismo, genera la condición de malnutrición por exceso. Aunque los hombres tienen una tendencia fisiológica a tener una mayor acumulación de grasa abdominal (androide) en ésta estadística departamental, se observó una mayor proporción de mujeres con adiposidad abdominal el cual fue del 86,9% para el año 2010 y 95,8% para el año 2010 y 2014 respectivamente en esta categoría.

Figura 11. Distribución porcentual de las consultas médicas por obesidad en población de 18 a 64 años, según sexo. Antioquia 2010 y 2014.

Figura 11 Distribucion porcentual de las consultas medicas por obesidad en poblacion de 18 a 64 años segun sexo Antioquia 2010 y 2014

Fuente: RIPS

En el diagnóstico del tipo de obesidad por consulta según subregión, para el año 2010 se observó en el departamento una mayor proporción de personas con clasificación de otros tipos de obesidad y obesidad no especificada con un 68,5%, seguido de obesidad debida a excesos de calorías con un 31,2%. Con respecto a ésta última la subregión del Oriente presentó la mayor proporción con un 51,3%, seguido de la subregión del Occidente con un 41,3%. Los otros tipos de obesidad y obesidad no especificada, presentaron proporciones superiores al 60% en todas las subregiones, excepto para las subregiones de Oriente con 48,6% y Occidente que fue de un 58,6% (Tabla 3). Para el año 2014, la distribución porcentual del tipo de obesidad también estuvo representada en mayor proporción por otros tipos de obesidad y obesidad no especificada con un 73,8%, mayor a la del 2010 y la obesidad debido a exceso de calorías con un 26,1%, menor a la del 2010. En las subregiones, la que presentó una mayor población con obesidad debida a exceso de calorías fue la de Occidente con un 62,3% seguido de Urabá con un 43,1%. Para otros tipos de obesidad y obesidad no especificada las mayores proporciones fueron en las subregiones del Magdalena Medio y Nordeste con un 82,9% y 82,8% respectivamente (Tabla 4).

Tener para el departamento un total de 33.423 casos de Obesidad diagnosticados por consulta independiente del tipo, que incrementaron a 97.325 casos al año 2014, es una situación de Salud Publica alarmante, por todo lo que implica en el estado de salud una condición de Obesidad y su relación directa con la aparición de enfermedades crónicas y cardiovasculares, las cuales son la primera causa de muerte en el ámbito departamental. Las subregiones que presentaron una mayor proporción de personas obesas debido al exceso de calorías, deben generar intervenciones desde la promoción de estilos de vida saludable como es la alimentación saludable, la actividad física y la disminución del consumo de licor desde la primera infancia, ya que la obesidad en este grupo de edad es el resultado de estilos de vida adoptados desde la infancia, adolescencia y adultez joven. Las subregiones que reportan más casos en otros tipos de obesidad y obesidad no especificada, deben identificar si las causas están orientados a factores hereditarios o de enfermedad.

Tabla 3. Distribución porcentual de diferentes tipos de obesidad por consulta, según subregión en la población de 18 a 64 años. Año 2010. Antioquia.

Tabla 3 Distribución porcentual de diferentes tipos de obesidad por consulta segun subregión en la poblacion de 18 a 64 años Año 2010 Antioquia

Fuente: RIPS

Tabla 4. Distribución porcentual de diferentes tipos de obesidad por consulta, según subregión en la población de 18 a 64 años. Año 2014. Antioquia.

Tabla 4 Distribucion porcentual de diferentes tipos de obesidad por consulta segun subregión en la poblacion de 18 a 64 años Año 2014 Antioquia

Fuente: RIPS

4.5 Morbilidad debida a anemia nutricional por deficiencia de hierro en diferentes grupos poblacionales

Según la UNICEF la anemia por deficiencia de hierro para la población escolar fue del 47% en el ámbito mundial. Para Colombia la ENSIN 2010 referenció para el departamento una prevalencia de anemia por deficiencia de Hierro en los niños y niñas de 6 a 59 meses del 23,8%, la cual estaba muy cercana a la prevalencia nacional que fue del 27,5% para ese mismo año. Se relaciona la deficiencia de hierro con el bajo rendimiento escolar y una disminución de su capacidad productiva en la edad adulta.

El análisis realizado con respecto a la morbilidad por anemia de deficiencia de hierro en el departamento de Antioquia, consideró la fuente secundaria RIPS según los códigos CIE 10 diagnosticados en los servicios de consulta, hospitalización y urgencias en las poblaciones citadas por las metas del Plan Decenal de Salud Pública – Dimensión de Seguridad Alimentaria y Nutricional SAN – Componente 2 que se seleccionaron para el departamento de Antioquia.

4.5.1 Primera Infancia (menores de 5 años)

Con respecto a la distribución porcentual de anemia por deficiencia de hierro captada por consulta en la población menor de 5 años según área de residencia, los mayores porcentajes se observaron en la zona urbana en el año 2010 y 2014, con un 86,9% y un 88,2% respectivamente, con un incremento de un 2% entre los dos años. La zona rural referencio una menor proporción en las consultas de los menores en los dos años con un 13,1% y 11,8% respectivamente, con una disminución del 1,3% entre ambos años. (Figura 12).

El tener una anemia por deficiencia de hierro en la población de 0 a 5 años y en la zona urbana refiere una condición de morbilidad de alto riesgo, ya que esto los expone a mayor frecuencia de infecciones respiratorias e inapetencia, que condiciona su consumo de alimentos y por ende compromete su crecimiento y desarrollo.

Esta condición de malnutrición, puede estar asociada a un consumo deficiente de alimentos fuentes de hierro como son las carnes, vísceras y morcilla, sujeto a situaciones socioeconómicas y socioculturales desfavorables que limitan el acceso a estos alimentos, además el hierro es un micronutriente muy inestable cuyo aprovechamiento biológico por el organismo no se da en un 100%, de ahí la importancia de generar estrategias de suplementación a partir de los 6 meses de edad, debido a que las reservas dadas por el proceso de suplementación de la mujer gestante son suficientes hasta los 6 meses en el lactante.

Figura 12. Distribución porcentual de consultas según anemia por deficiencia de hierro en menores de 5 años según zona de residencia. Antioquia, 2010 y 2014.

Figura 12 Distribucion porcentual de consultas segun anemia por deficiencia de hierro en menores de 5 años segun zona de residencia Antioquia  2010 y 2014

Fuente: RIPS