6. VIDA SALUDABLE Y ENFERMEDADES TRANSMISIBLES

Página 2

Figura 7. Distribución de genotipos de sarampión desde Dic-2013 a Nov-2014

Figura 7 Distribucion de genotipos de sarampion desde Dic 2013 a Nov 2014

Fuente: datos: MeaNS Database; 20 de enero del 2015

En las regiones donde ha sido eliminado el virus del sarampión, siempre existe el riesgo de tener casos importados que si no son detectados a tiempo, podrían causar grandes brotes y la instauración nuevamente de la circulación viral, lo que pone en riesgo la certificación de la eliminación, a este riesgo está expuesto Colombia y Antioquia, por eso es de suma importancia el seguimiento constante a través de los componentes de vacunación, vigilancia epidemiológica y laboratorio.

Rubeola:

para proteger los logros alcanzados en términos de morbimortalidad se hace necesario detectar precozmente la circulación del virus con el fin de controlar rápidamente cualquiera reinvasión. Esto se logra mediante la captación y la aplicación oportuna de medidas de contención ante todo caso sospechoso.

Para rubéola y síndrome de rubéola congénita el país comenzó la fase de eliminación en el año 2005 con la Jornada Nacional de Vacunación con sarampión y rubéola dirigida al grupo de 14 a 39 años.

Figura 8. Distribución de casos confirmados de rubeola y SRC. Las Américas 2009-2013

Figura 8 Distribucion de casos confirmados de rubeola y SRC Las Americas 2009 2013

Fuente: Informe de los países a FGL-IM/OPS-*Datos Diciembre del 2014

**Casos importados

Para el año 2014 en la región de las Américas, Colombia y Antioquia no se confirmaron casos ni de Rubeola, ni de Síndrome de Rubeola Congénita.

Ante la ausencia de casos confirmados de Sarampión/Rubéola y Síndrome de Rubeola Congénita, la definición de casos a vigilar (caso sospechoso) involucra a todo paciente con fiebre y erupción que se acompañe de tos, coriza, conjuntivitis o adenopatías.

Antioquia ha unido esfuerzos para mejorar las coberturas de vacunación así como la activación del sistema de vigilancia en salud pública para la captación y estudio de casos, con el fin de evitar la aparición de epidemias importadas, en nuestra población susceptible.

La vigilancia para ambos eventos cobra gran importancia ya que su adecuado funcionamiento permite identificar la circulación del virus e identificar el serogrupo circulante y facilita la aplicación de medidas de control, en especial en periodos de tiempo como el actual en los que no se han presentado casos confirmados.

Los indicadores para monitorear el progreso de la certificación de la eliminación son: cumplimiento en la notificación semanal por las UPGD (igual o superior al 90%); tasa de captación y notificación de al menos dos caso sospechosos por municipio con población < 100.000 habitantes (para monitorear la sensibilidad del sistema); al menos el 80% de los casos sospechosos con investigación oportuna (investigación completa de cada caso en las primeras 48 horas de notificado), al menos el 80% de los casos sospechosos de Sarampión/ Rubeola captados que tengan muestra de suero para la detección de IgM. Otros indicadores hacen referencia a la respuesta oportuna del laboratorio que procesa las muestras.

Para la situación actual de la vigilancia de Sarampión y Rubeola en el año 2014, 36 municipios notificaron casos sospechosos y están con vigilancia adecuada 16 (44,4%), y aceptable 1 (2,8%), es decir cumplen con más 3 indicadores, 19 (52,8%) continúan con indicadores deficientes (cumplen con 1 ó 2 indicadores).

El 72% (89) de los municipios no notificaron casos sospechosos, sin embargo el seguimiento en BAI es más estricto, porque esta actividad nos da cuenta de la verdadera ausencia de casos.

Figura 9. Indicadores del Plan de Eliminación de Sarampión/Rubeola. Antioquia 2014

Figura 9 Indicadores del Plan de Eliminacion de Sarampion Rubeola Antioquia 2014

Fuente: SIVIGILA final 2014 y Base de datos MESS.

Para el año 2014, Antioquia cumplió con 5 de los 6 indicadores del plan de eliminación, la falencia en el sistema de vigilancia continúa siendo el indicador que corresponde a la realización de la investigación epidemiológica de campo de manera oportuna 28%, incluyendo las acciones de control con el propósito de identificar contactos, evaluar su estado de salud y antecedente vacunal (BAC), esto evidencia que los municipios no logran alcanzar el estándar deseado, y no dimensionan la importancia de una intervención oportuna para evitar el desarrollo de un brote, incluso los municipios del área metropolitana, situación que es preocupante debido a que son municipios que reúnen criterios de riesgo (concentración poblacional, flujo turístico, presencia de aeropuertos, recepción de población desplazada y alto concentración de negocios e industria) para la importación de los virus.

Es de resaltar que al 87% de los casos reportados al sistema se les tomó muestra para la detección de IgM: este indicador, como en años anteriores, es el de mejores resultados.

Figura 10. Municipios con vigilancia activa para Sarampión y Rubeola. Antioquia 2014

Figura 10 Municipios con vigilancia activa para Sarampion y Rubeola Antioquia 2014

Fuente: SIVIGILA final. Antioquia 2014.

La vigilancia epidemiológica en nuestro departamento garantiza la detección oportuna de casos, la captación se mantiene en cifras estables con respecto a los años anteriores, durante el año se reportaron 178 casos de rubeola y 198 de sarampión para un total de 376 casos logrando un cumplimiento óptimo de notificación. Como es de esperar, el mayor aporte de posibles casos proviene de los municipios del Área Metropolitana especialmente el municipio de Medellín, por ser el de mayor concentración poblacional.

Figura 11. Indicadores de Vigilancia Epidemiológica. Antioquia 2010-2014

Figura 11 Indicadores de Vigilancia Epidemiologica Antioquia 2010 2014

Fuente: SIVIGILA final 2014 y Base de datos MESS

En la Región de las Américas, Colombia es el país que más número de casos de SRC ha reportado como sospechosos, según el boletín epidemiológico de sarampión/rubéola de la OPS.

En Colombia el último caso confirmado de SRC se presentó en el año 2005. La notificación de casos sospechosos de SRC en el país para los últimos tres años ha sido la siguiente: 281 en el año 2012, 351 en el año 2013, 394 en el año 2014. No se han confirmado casos de SRC en este periodo.[1]

Para Antioquia en el año 2014 se reportaron 231 casos sospechosos de SRC, de ellos a 187 (81%) se les tomó la muestra para IgM que dio negativa y se pudieron clasificar oportunamente como descartados. El resto, 44, se descartaron por clínica, por exámenes diagnósticos y en algunos se encontró el estado vacunal de la madre que daba cuenta de la inmunización.

Antioquia cumple con la tasa esperada de notificación siendo mayor de un caso sospechoso por 10.000 nacidos vivos.

6.4 Plan de Eliminación de Tétanos Neonatal

En los recién nacidos (RN) existe un cuadro característico, denominado tétanos neonatal, que aparece a los 2-28 días tras el nacimiento y es altamente letal (50-80%). La puerta de entrada a la infección es generalmente la herida umbilical. El cuadro se inicia con imposibilidad para la succión, que se continúa con la hipertonía característica, que incluye rigidez, opistótonos, espasmos y apnea.

El diagnóstico es generalmente clínico, asociando a los antecedentes epidemiológicos (herida previa, aunque en ocasiones es inapreciable y no se recuerda). Los estudios de laboratorio son poco útiles, ya que no suele originar una respuesta de anticuerpos detectables y rara vez se aísla el microorganismo en el sitio de infección, aunque es posible.

Un solo caso de TNN en las Américas hoy en día debe ser considerado como una falla de los servicios de salud y estará sujeto a estudio con el fin de determinar cómo pudo haberse evitado y así prevenir nuevos casos.

La situación epidemiológica del tétanos neonatal en Colombia a partir de la década de 2000 registra un descenso en la incidencia y los casos se presentan de manera esporádica.

En el año 2014 se notificaron nueve casos probables de tétanos neonatal de los cuales se confirmaron dos casos: uno en Tumaco (Nariño) y otro en Medio Atrato (Chocó)

En Antioquia, los municipios han logrado la meta de tener incidencias en menores por debajo de uno por 1000 nacidos vivos; El logro indica que no se pueda bajar la guardia en el control de los factores de riesgo involucrados en su aparición. El último caso registrado se notificó en el municipio de Carepa en el 2011.

Para el año 2014, el departamento no notificó casos probables de tétanos neonatal, sin embargo, la realización de BAI en los municipios ha sido importante para considerar la no presencia de casos.

La no presencia de casos de Tétanos neonatal en el departamento evidencia la calidad de la atención en esta población priorizada, las mujeres gestantes.

Figura 12. Incidencia de tétanos neonatal vs. Coberturas de vacunación con TD en embarazadas. Antioquia 1975-2014.

Figura 12 Incidencia de tetanos neonatal vs Coberturas de vacunacion con TD en embarazadas Antioquia 1975 2014

Fuente: SIVIGILA final Antioquia 2014, Gerencial PAI 2014. * No se calculan las coberturas de vacunación en embarazadas a partir de 2011

6.5 Tétanos accidental

El control del tétanos ha sido parte de una estrategia general aplicada para alcanzar los objetivos de los programas de vacunación en las Américas, cuya incidencia ha disminuido en forma considerable.

Si bien la Organización Mundial de la Salud (OMS) se ha propuesto erradicar la enfermedad[2], siempre existirá la posibilidad de su retorno porque es imposible eliminar la bacteria del suelo. En esencia, los triunfos epidemiológicos se atribuyen al inicio de los programas de vacunación masiva entre 1940 y 1965, al mantenimiento de los mismos y al mejor cuidado de las heridas y del muñón umbilical[3]. Los países desarrollados prácticamente han logrado erradicar el tétano. En ellos, la enfermedad es propia de adultos que no reciben refuerzos con toxoide cada decenio pues el nivel de anticuerpos protectores disminuye con el tiempo[4]. Allí, los principales grupos en riesgo son los varones, por estar más predispuestos a lesiones, los diabéticos y los consumidores de drogas intravenosas.

El aumento progresivo de la cobertura con DPT en la niñez; la vacunación de los niños con toxoide tetánico en las escuelas, y los esfuerzos iniciados en los años ochenta para eliminar el tétanos neonatal, ha contribuido a la reducción notable de los casos.

En el departamento se reportaron 6 casos, 5 confirmados por clínica y uno descartado, se presentó 1 defunción con confirmación clínica.

6.6 Difteria

Figura 13. Cobertura de vacunación con 3ras dosis de DPT en niños menores de 1 año. Reporte Global 2014

Figura 13 Cobertura de vacunacion con 3ras dosis de DPT en niños menores de 1 año Reporte Global 2014

Fuente: OPS

[1] Informe del evento SRC, INS, disponible en: http://www.ins.gov.co/lineas-de-accion/Subdireccion-Vigilancia/Informe%20de%20Evento%20Epidemiolgico/SINDROME%20DE%20RUBEOLA%20CONGENITA%20Periodo%20III%202014.pdf
[2] OPS, OMS. Informe de la XV reunión del Grupo Asesor Técnico Sobre Enfermedades Prevenibles por Vacunación. [Monografía en Internet]. Washington; 2002.
[3] Sanford JP. Tetanus: forgotten but not gone [editorial]. N Engl J Med 1995; 332: 812–813
[4] Health for all statistical database [On line]. World Health Organization (WHO) Regional Office for Europe. Copenhag