2.VIDA SALUDABLE Y CONDICIONES NO TRANSMISIBLES

Página 1
2. VIDA SALUDABLE Y CONDICIONES NO TRANSMISIBLES
2.1 Introducción

El Cáncer hace parte del grupo de las enfermedades no transmisibles (ENT), también conocidas como enfermedades crónicas, se consideran de larga duración que por lo general evolucionan lentamente. También hacen parte de este gran grupo, las enfermedades cardiovasculares, las enfermedades respiratorias crónicas (Enfermedad pulmonar obstructiva crónica y el asma) y la diabetes. Este grupo de eventos afectan desproporcionadamente a los países de ingresos bajos y medios, donde se registran casi el 75% de las muertes por ENT, 28 millones.
(Nota descriptiva. OMS. Enero de 2015)

La magnitud del problema del cáncer, en particular, tiene grandes repercusiones en la salud en todos los países del mundo. Los conocimientos disponibles, las tendencias estadísticas y las investigaciones en curso, son la base para que los encargados de formular políticas y los profesionales de la salud desarrollen estrategias para su control, diagnóstico temprano, el tratamiento y los cuidados paliativos de óptima calidad. Se requiere una gestión competente y una mejor utilización de los recursos disponibles para la planificación, la puesta en práctica y la evaluación de las estrategias de control de esta enfermedad.

El conocimiento y el control de las enfermedades malignas tienen dimensiones muy amplias: abarcan conocimientos científicos y experiencias que van desde las complejidades de la regulación molecular intracelular a las elecciones individuales del modo de vida, en cuanto a los dominios físico, psicológico, social y del entorno. Las actividades de prevención, como parte de las estrategias del control del cáncer, se consideran, uno de los retos científicos y de salud pública más importantes de esta era. Es necesario fortalecer las estrategias de afrontamiento de la enfermedad, no sólo desde la esfera de la investigación científica clásica, sino el entender a los pacientes, contanto con otros recursos, como el apoyo moral, social y espiritual de su entorno.

Se han considerado varios factores que contribuyen al aumento del cáncer, entre ellos consideramos, el envejecimiento de la población, la disminución general de las defunciones por enfermedades transmisibles, la reducción de la mortalidad por enfermedades cardiovasculares en algunos países y la incidencia creciente de ciertas formas de cáncer, en particular el cáncer del pulmón resultante del consumo de tabaco.

Existen otros factores riesgo de notoria importancia, pues se consideran, comunes en la génesis de las enfermedades crónicas no transmisibles; aproximadamente un 30% de las muertes por cáncer son debidas a cinco factores de riesgo conductuales y dietéticos, índice de masa corporal elevada, ingesta reducida de frutas y verduras, falta de actividad física, consumo de tabaco y consumo de alcohol.

El consumo de tabaco es el factor de riesgo más importante, causa más del 20% de las muertes mundiales por cáncer en general, y alrededor del 70% de las muertes ocasionadas por cáncer de pulmón. Alrededor de 6 millones de personas mueren a causa del tabaco cada año, tanto por el consumo directo como por el pasivo. En Estados Unidos desde 1960, el consumo de tabaco ha disminuido en un tercio, mientras que las tasas de obesidad se han duplicado, lo que tiene un efecto significativo en la contribución de estos factores a la carga de la enfermedad. La mayor incidencia de tabaquismo entre los hombres se da en los países de ingresos medios bajos; para el total de la población, la prevalencia de tabaquismo es más elevada en los países de ingresos medios altos. Se estima que causa además el 42% de las enfermedades respiratorias crónicas y alrededor del 10% de las enfermedades cardiovasculares.

En Colombia, según la Encuesta Nacional de Salud 2007, de una prevalencia de tabaquismo de 21,4% en 1993 se pasó a 12.8% en 2007. Como se había visto en encuestas anteriores las prevalencias de tabaquismo son mas altas en la población sin educación (15%) en relación a la población con estudios universitarios (12%) o posgrado (13,6%).En los últimos años parece observarse una tendencia al incremento de experimentación con cigarrillo y consumo diario de cigarrillo entre los jóvenes.

Según el Ministerio de Salud y Protección Social el consumo de frutas y hortalizas en Colombia es muy bajo ya que en 2008, el consumo nacional aparente per cápita de frutas

y hortalizas fue de 85 kilogramos por persona al año, lo que equivale a un consumo diario de 235 gramos. Estas cifras están por debajo de lo recomendado por la OMS y la FAO acerca de la dieta, la nutrición y la prevención de las enfermedades crónicas en la cual se recomendó como objetivo poblacional el consumo de un mínimo de 400 g diarios de frutas y verduras con el fin de prevenir enfermedades crónicas tales como, el cáncer, las cardiopatías, la diabetes o la obesidad. Se calcula que la ingesta insuficiente de frutas y verduras causa en todo el mundo aproximadamente un 19% de los cánceres gastrointestinales.

Cinco años después la Encuesta Nacional de la Situación Nutricional en Colombia (ENSIN 2010), se encuentra que la prevalencia de sobrepeso se ha incrementado en 2,4 puntos porcentuales pasando a 34,6% (35% en mujeres y 34,1% en hombres) y la obesidad se ha incrementado en 2,8 puntos porcentuales pasando a 16,5% (20,1% en las mujeres y 11,5% en los hombres).

El porcentaje de casos de cáncer atribuidos a la obesidad varió mucho según los diferentes tipos de tumores malignos, observando cifras tan altas como del 40% para algunos casos, especialmente para el cáncer de endometrio y el adenocarcinoma de esófago; otros tumores asociados a la obesidad son: los cánceres de colon y recto, de riñón, de páncreas, el cáncer de mama en las mujeres posmenopáusicas, el cáncer de tiroides y de vesícula biliar , entre otros.

Las infecciones relacionadas con el cáncer: al menos 2 millones de casos de cáncer anuales, el 18% de la carga mundial de cáncer, pueden atribuirse a ciertas infecciones crónicas; y esa proporción es sustancialmente mayor en los países de ingresos bajos. Los principales agentes infecciosos son el virus del papiloma humano, el virus de la hepatitis B, el virus de la hepatitis C y Helicobacter pylori. Dichas infecciones pueden prevenirse en gran medida con vacunas y medidas para evitar la transmisión, o bien pueden tratarse. Por ejemplo, la transmisión del virus de la hepatitis C se ha frenado mucho entre las poblaciones de ingresos altos, pero no en muchos países con escasos recursos.

2.1 Objetivos
  • Describir y analizar la situación de morbimortalidad de los tumores malignos priorizados en el departamento de Antioquia: mama, cérvix, próstata y pulmón para el periodo comprendido entre los años 2011 – 2014.
  • Describir y analizar la situación de morbilidad de los diez tumores malignos más comunes en el departamento de Antioquia para el periodo comprendido entre los años 2011 – 2014
2.3 Situación actual
2.3.1 Cáncer en el Mundo

Las tendencias estadísticas son importantes para medir el éxito de los esfuerzos para controlar y atender el cáncer. Según la información de GLOBOCAN 2012, El cáncer es una de las principales causas de muerte alrededor del mundo. En 2012, hubo 14 millones de casos nuevos y 8,2 muertes relacionadas con el cáncer y se prevé que en las próximas dos décadas los casos nuevos de cáncer aumentarán en 14 millones. Es de resaltar que el 57% (8.000.000) de los casos nuevos y el 65% (5,3 millones) de las muertes por cáncer se produjeron en las regiones menos desarrolladas como son África, Asia, Sudamérica y Centroamérica.

En el grupo de las enfermedades crónicas no transmisibles (ENT), las defunciones por cáncer ocupan el segundo lugar (8,2 millones), precedidas por las enfermedades  cardiovasculares (17,5 millones cada año) y sobrepasando en forma importante, entidades  tan comunes como las enfermedades respiratorias (4 millones), y la diabetes (1,5 millones1). Estos cuatro grupos de enfermedades son responsables de alrededor del 82% de las muertes por ENT.

La tasa global de incidencia estandarizada por edad es casi 25% mayor en los hombres que en las mujeres, con tasas de 205 y 165 por 100.000 respectivamente; observándose notoria variación de acuerdo a la región del mundo que se trate. Con tasas que van de 79 por 100.000 en África occidental y 365 por 100.000 en Australia / Nueva Zelanda. En las mujeres se observa menos variación con tasas de 103 por 100.000 en Sur-Asia Central a 295 por 100.000 en el norte de América.

En 2012, los cánceres diagnosticados con más frecuencia en ambos sexos fueron: Pulmón, mama, colon y recto, próstata, estómago. Siendo en el hombre: pulmón, próstata, colon y recto, estómago e hígado y en la mujer: mama, colon y recto, pulmón, cuello uterino y estómago.
En cuanto a la mortalidad hay menos variabilidad en la mortalidad que en la incidencia con tasas del 15% en los hombres en las regiones más desarrolladas y 8% en las mujeres.
El comportamiento epidémico que muestran los tumores malignos en todo el mundo, se ve avivado hoy por factores poderosos que afectan a todas las regiones del mundo: el envejecimiento demográfico, la urbanización rápida y no planificada, y la mundialización de modos de vida malsanos. El cáncer en particular, como las enfermedades crónicas en general, evoluciona lentamente, pero los modos de vida y los comportamientos están cambiando a una velocidad y con un alcance sorprendente.

2.3.2 Cáncer en Colombia

En Colombia, igualmente según cifras de GLOBOCAN 2012, la incidencia global es de 71.442 casos que corresponden a una tasa estandarizada por edad de 160,6 y una mortalidad de 37.894 con una tasa de 85 por 100.000 habitantes.

En los hombres la incidencia estandarizada por edad es casi 14% mayor  que en las mujeres, con cifras de 175,2 y 151,5 respectivamente. En la mortalidad las cifras son igualmente mayores en los hombres en un 19%, con tasas de 95,7 por 100.000 hombres y 77,5 por 100.000 mujeres.

Según esta misma fuente, considerando ambos sexos, los tumores más frecuentemente diagnosticados fueron en este orden: Próstata, mama, estómago, colon y recto, pulmón. Siendo en los hombres los tumores más frecuentes próstata, estómago, pulmón, colon y recto y linfoma no Hodgkin y en las mujeres: mama, cuello uterino, colon y recto, estómago y tiroides.

Los tumores de estómago, pulmón, colon y recto, próstata y mama son los causantes del 48% de las muertes por tumores malignos en ambos sexos. Al considerar la mortalidad por cáncer en hombres el estómago ocupa también el primer lugar con el 16.2%, seguido de próstata y pulmón con 15.6% y 14.3% respectivamente, acumulando estos tres tumores el 46% de la mortalidad. Seguidos con menor frecuencia por colon y recto con 7.9% y leucemias con 5.4%. Al Analizar el comportamiento en las mujeres el 53% de la mortalidad es causada por cinco tumores en su orden así: mama 13.9%, cuello uterino 10.4%, estómago 10.1%, colon y recto 9.1% y pulmón 9.1%. Es de anotar que los tumores propios para las mujeres mama y cuello uterino alcanzan el 24.3% del total de la mortalidad.

2.3.3 Cáncer en Antioquia
2.3.3.1 Materiales y métodos

Para determinar las características de la morbilidad por tumores, la Secretaría Seccional de Salud y Protección Social de Antioquia creó el Registro Poblacional de Cáncer para el Departamento en el año 2000; este sistema de información ha permitido disponer de estadísticas de las frecuencias de los principales tipos de cáncer que se han atendido en el departamento a lo largo del periodo 2000-2014.

El Registro Poblacional de Cáncer de Antioquia (RPCA), define como “caso a notificar”, todo paciente (residente en alguno de los 125 municipios del departamento de Antioquia) con diagnóstico perteneciente a las siguientes categorías de la CIE-10: C00 a C97, tumores in situ D00 a D09,  los tumores benignos del Sistema Nervioso Central de D32, D33, D35, tumores de comportamiento incierto D42, D43, D44.3, D45, D46, D47 y D48.2 y los tumores de cuello uterino: cáncer invasor y  Neoplasia Intraepitelial  Cervical grado III (NIC III  o carcinoma in situ), estos últimos confirmados por biopsia.

No se registran los carcinomas basocelulares debido a su alta frecuencia y baja agresividad; al igual que los carcinomas in situ de piel (excepto melanomas in situ).

Las fuentes de datos del registro son las siguientes: Laboratorios de patología, laboratorios de hematología, centros de tratamiento especializados, servicios de estadística de hospitales públicos y privados, organismos estadísticos nacionales (DANE) y departamentales (estadísticas vitales y aseguramiento).

En el RPCA se trabaja por mejorar la calidad de los datos en términos de validez (80% de los datos con diagnóstico morfológico y menos del 10% reportados sólo por certificado de defunción) y exhaustividad (inclusión de todos los casos de la población objetivo).

Para el análisis de los datos y presentación de resultados de los años 2000-2014, se siguieron algunos de los estándares de la Agencia Internacional de Investigación sobre el Cáncer (IARC), Asociación Internacional de Registros de Cáncer (IACR), recomendaciones del Registro Poblacional de Cáncer de Cali (RPCC) y algunos propios de la Secretaría Seccional de Salud y Protección Social de Antioquia; se consideraron para las 10 primeras localizaciones sólo los tumores invasivos, se excluyó el cáncer de piel no melanoma y se agruparon varias localizaciones como: colon y recto, los del sistema hematopoyético y  los del sistema linfático.

2.3.3.2 Resultados Mortalidad
2.3.3.2.1 Mortalidad por tumores malignos priorizados en Antioquia

Los datos publicados por estadísticas vitales (cifras de mortalidad del DANE 2011-2014) de la Secretaría Seccional de Salud y Protección Social de Antioquia (SSSA), durante estos últimos 4 años en el Departamento se presentaron 7.814 muertes por tumores priorizados así: 4.222 muertes por cáncer de pulmón, 1.567 por cáncer de mama, 1.336 por cáncer de próstata y 689 por cáncer de cérvix.

Durante el periodo 2000 – 2014 no se observan cambios importantes en el comportamiento de este evento; en las tasas de carcinoma de próstata y mama, es más difícil identificar una tendencia, mientras que en cérvix se aprecia leve disminución y en pulmón la tendencia es al aumento (Figura 1).

Figura 1. Tendencia de la mortalidad de tumores malignos priorizados (Tasa x 100.000 habitantes).  Antioquia 2000 – 2014.

Figura 1 Tendencia de la mortalidad de tumores malignos priorizados Tasa x 100 000 habitantes Antioquia 2000  2014

Fuente: Estadísticas vitales Secretaría Seccional de Salud y Protección Social de Antioquia

2.3.3.2.2 Resultados Morbilidad
2.3.3.2.3 Morbilidad por tumores malignos priorizados en Antioquia

Es importante anotar que los resultados contenidos en el presente informe de morbilidad por cáncer en el departamento de Antioquia, hacen parte del análisis preliminar de la base de datos de RPCA para el periodo 2011 – 2014.

El Registro Poblacional de Cáncer de Antioquia para el periodo 2011- 2014, recolectó 45.916 nuevos tumores malignos, (11.111 casos) se presentaron en el año 2011, (10.491 casos) en el 2012, (12.007 casos) en el 2013 y (12.307 casos) en el 2014.

Con excepción del tumor maligno de la mama que presenta dos picos, uno en el 2003 y otro en el 2008, las demás localizaciones han presentado relativamente estables, cérvix y pulmón con tendencia a la baja y próstata con tendencia al aumento (Figura 2).

Figura 2. Tendencia de la morbilidad por tumores malignos priorizados (Tasa x 100.000 habitantes). Antioquia 2000 – 2014.

Figura 2 Tendencia de la morbilidad por tumores malignos priorizados Tasa x 100000 habitantes Antioquia 2000 2014

Fuente: Registro Poblacional de Cáncer de Antioquia, SSSA